Ventila tu hogar

Abrir las ventanas para airear nuestra  casa es un hábito muy positivo para mantener una buena salud.

El aire de los espacios debe renovarse para que continúe siendo respirable y beneficioso para el organismo.

Los rayos solares tienen cierto efecto desinfectante; estos calientan y “limpian” en cierto modo los espacios, ya que los rayos ultravioleta actúan contra algunos microorganismo.

Al ventilar nuestro hogar prevenimos alergias e infecciones…

El momento más adecuado del día y el tiempo que se debe dedicar a la ventilación dependen del tipo de clima local, el uso de la casa y la estación del año en que estemos.

En invierno hay que ventilar en el momento más caliente, hacia el mediodía, o aprovecharnos del momento en que incida más el sol.

En verano se ventila por la noche, lo que además sirve para refrescar al máximo la casa.

Unos 10 minutos  diarios bastan para renovar el aire del espacio.

Cuantas más personas viven en una casa, más tiempo y más veces se debe ventilar.

Ventilar la casa es un simple gesto que te ayuda a cuidar tu salud y la de tu familia. Y basta con unos minutos.

Cada día, dedica unos minutos a hacer más saludable tu  hogar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s